Para el quitado de las difíciles manchas de alquitrán se aconseja lo siguiente:
  1. Actúe con rapidez antes de que la mancha esté seca.
  2. Raspe el exceso desde la tela con un cuchillo sin filo.
  3. Coloque la mancha boca abajo sobre toallas de papel.
  4. Esponjee detrás de la mancha con un removedor de alquitrán.
  5. Enjuague bien.

Lave en el agua más caliente que permita la tela.